Noticias

EL ÍNDICE DE COMPETITIVIDAD DE CANTABRIA SE MANTIENE EN EL NIVEL MEDIO-BAJO

Fecha: 16/12/2020

RUEDA PRENSA ICREG.JPG

Presentación del informe anual elaborado por el Consejo General de Economistas

El Índice de Competitividad de Cantabria durante 2019 no ha experimentado ninguna mejoría respecto al año anterior, de tal forma que se mantiene en el grupo medio-bajo y en el puesto noveno del ranking de las 17 comunidades autónomas estudiadas. Esta es la principal conclusión del Informe de la Competitividad Regional en España que anualmente elabora el Consejo General de Economistas y que fue presentado en conferencia de prensa, por el decano-presidente del Colegio de Economistas de Cantabria, Fernando García Andrés. La presentación de este cuarto informe se ha realizado en un contexto de crisis económica producida por la COVID-19. En él se dan a conocer los datos del índice de competitividad regional que muestran la situación y dinámica competitiva de las comunidades autónomas en 2019, pero se realiza también una aproximación a la incidencia de la pandemia en la competitividad regional durante 2020. El coronavirus está suponiendo una enorme perturbación a nivel europeo y mundial. Sus consecuencias se mostraron rápidamente produciendo un shock en la demanda y la oferta a nivel global. En España, todas las comunidades autónomas presentan un daño en términos de pérdida de producción, renta y empleo extraordinario por su cuantía y la rapidez con que ha sucedido. El Informe anual de la competitividad regional en España se elabora a partir de la explotación del Índice de Competitividad Regional (ICREG) como herramienta que pretende aproximar la situación y dinámica competitiva de las comunidades autónomas, identificando los factores que son causantes de ambas y proporcionando información sobre las claves para su mejora. Resultados generales En 2019, Madrid, Navarra y el País Vasco volvieron a ser, por este orden, las comunidades autónomas más competitivas, manteniendo los primeros lugares del ranking e integrando el grupo de competitividad relativa ALTA. Extremadura, Andalucía, Canarias, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Murcia y el Principado de Asturias, obtienen los menores valores del ICREG y forman el grupo de competitividad relativa BAJA. En los estratos intermedios, Cataluña y La Rioja, se sitúan en el grupo de competitividad relativa MEDIA-ALTA, mientras Aragón, Castilla y León, Galicia, Cantabria y Valencia integran el grupo de comunidades autónomas con nivel competitivo relativo MEDIO-BAJO. Resultados de Cantabria • El índice de competitividad obtenido para Cantabria en 2019 no varía significativamente respecto a 2018, permaneciendo en el grupo de nivel competitivo relativo medio-bajo. • En el ranking de las 17 comunidades autónomas estudiadas, Cantabria figura en el noveno lugar. • Entorno económico (eje 1) e Innovación (eje 7) son los bloques que mejor se comportan. • Eficiencia empresarial (eje 6) y, en menor medida, Infraestructuras básicas (eje 5) son los ejes que se deterioran en el último año disponible. • La contribución positiva más significativa se obtiene en las variables: Tasa de ahorro (eje 1), Tasa de paro de larga duración y Tasa de paro juvenil (eje 2), Abandono escolar temprano (eje 3), Investigadores y Empresas con medios sociales (eje 7). • Las variables con evolución más negativa son: Variación del PIB real (eje 1), Ninis (eje 2), Déficit público (eje 4), Población con problemas de contaminación (eje 5), Empresas con más de 250 trabajadores, Dinamismo empresarial, Mujeres empleadoras, Productividad y Costes laborales unitarios (eje 6) y Patentes (eje 7). • Tanto la renta per cápita como la productividad son variables de influencia que generan un efecto significativo en la competitividad. El promedio español en términos de renta per cápita alcanza el 90,7% de la renta media de UE-28. En el caso de Cantabria se sitúa en el 83,6%. • En términos de productividad del trabajo, País Vasco (14,0% superior), Madrid (11,0%), Navarra (9,5%), Cataluña (6,5%), Islas Baleares (4,3%), La Rioja (1,8%), Aragón (1,5%) y Cantabria (0,3%) son las comunidades con niveles de productividad superiores al promedio de la UE-28. • Dado que el mayor esfuerzo innovador redunda en una mayor eficiencia en el uso de los factores productivos, es oportuno dar cuenta de los indicadores referidos a la investigación y el desarrollo tecnológico. Respecto a la ratio gasto en investigación y desarrollo respecto al PIB, su situación en España se mantiene muy lejos de los objetivos europeos (3,0%; Europa 2030). Así, el valor medio se situó en 2019 próximo al 60% del alcanzado por la UE-28. En mayor o menor medida, esta situación se reproduce en todas las comunidades, si bien existe una elevada dispersión. País Vasco, Madrid, Navarra y Cataluña son las cuatro regiones con un esfuerzo en I+D más elevado y con una brecha menos intensa respecto al promedio europeo, que va desde el 7,5% de País Vasco y el 28,6% de Cataluña. En el caso de Cantabria (39% de la UE-28), se sitúa en el puesto número 11 de las 17 comunidades autónomas estudiadas. • En lo que respecta a su dinamismo competitivo, no se registran variaciones con respecto al año 2018. Propuestas del Colegio de Economistas para Cantabria “Para que la economía de Cantabria recupere el estado previo a la pandemia y emprenda una nueva etapa de desarrollo, continúa siendo necesaria la implementación de profundas reformas que actúen sobre los retos propios del cambio de época que estamos viviendo y que la crisis ha puesto más de manifiesto”, afirmó el decano-presidente de los economistas cántabros. García Andrés recordó que la Unión Europea ha aprobado un muy ambicioso programa, Next Generation EU (NGEU), cuyo objetivo es convertir las economías de los 27 países miembros en más resilientes, competitivas y sostenibles, mediante reformas de calado e inversiones. “Con estas ayudas -señaló el máximo responsable colegial- podremos acometer proyectos públicos y privados encaminados a potenciar la digitalización, la descarbonización, la modernización en la gobernanza y la inclusión social y geográfica”.

[Volver]
Volver a Inicio

©2013 Colegio de Economistas de Cantabria