Noticias

COMPARTIR PARA COMPETIR

Fecha: 17/10/2018

Comunicación nº 3.jpg

Los expertos en recursos humanos, constatan cada día más la continua transformación a la que se enfrentan la mayoría de empresas y propugnan un modelo de innovación abierta que incorpore talento nuevo. Estamos en plena era de la transformación digital. Una realidad que está generando en la sociedad y en las empresas, con mayores y menores resistencias, una profunda revisión y cambio. Si bien al principio podría parecernos que el ritmo es trepidante, esta nueva dinámica se está acogiendo in crescendo como una oportunidad e implantándose de manera integral y efectiva en nuestra cotidianidad, en nuestra forma de comunicarnos y de comprender las dinámicas de trabajo. Desde un punto de vista empresarial, la transformación digital supone un “adaptarse o morir”, que dirían las teorías darwinianas, ya que el mercado económico y las necesidades de los clientes se están orientando en esta línea. Creo que hemos de abrazar los cambios en base a dos pilares fundamentales: la tecnología y la colaboración, para incentivar la creación de un tejido empresarial integrador, digital y colaborativo. De esta manera, las empresas redefinen sus modelos de negocio para hacerlos más productivos y efectivos, adaptándose a su vez a las nuevas exigencias y necesidades de los clientes, que han cambiado sus hábitos de comunicación y consumo. Para la supervivencia en este nuevo entorno, la digitalización es clave. En el sector que nos ocupa, el de los despachos profesionales, poco habituado al cambio, no va a resultar sencillo dar el paso a la transformación digital. Gracias a la digitalización se nos brinda la oportunidad de pasar de un modelo organizativo tradicional y excesivamente burocrático, a un modelo organizativo en el que el trabajo en los despachos profesionales se simplifica y la organización interna aumenta, dando prioridad al cliente. En definitiva se trata de convertir tu despacho en un espacio más productivo e integrador. Todos sabemos que si una empresa no está en Internet no existe. Y el sector de los despachos profesionales, en muchas ocasiones, no termina de dar el paso para la transformación digital. Sin embargo, una web actualizada y adaptada al móvil y unos perfiles adecuados en Twitter y LinkedIn serán la mejor carta de presentación del despacho. Para todo ello-así lo confirman numerosos estudios sobre Transformación Digital-, la implicación, el compromiso y, sobre todo, la colaboración y el hecho de compartir conocimientos y experiencias de otros despachos profesionales líderes, se postulan como elementos determinantes de cara a generar entornos de confianza que promuevan la transformación del tejido empresarial en su conjunto.

[Volver]
Volver a Inicio

©2013 Colegio de Economistas de Cantabria