Noticias

SESIÓN DE CINEFÓRUM EN MEMORIA DE MANUEL DE LA FUENTE

Fecha: 25/01/2018

WEB Y REVISTAS.JPG

Se proyectó la película El huevo de la serpiente, de Ingmar Bergman El centro cultural Casyc Up de Santander acogió una nueva sesión de cinefórum, celebrada en colaboración con la asociación cultural La Llave Azul y la Fundación Caja Cantabria. Pero en esta ocasión no fue una sesión más, sino que tuvo un carácter especial y emotivo. Quiso ser un homenaje de reconocimiento al gran impulsor de estas sesiones de cinefórum, Manuel de la Fuente Porres, el recientemente fallecido secretario de la Junta de Gobierno del Colegio de Economistas, gran cinéfilo y miembro de La Llave Azul. La película proyectada fue precisamente una de las favoritas de Manuel, que él tenía en cartera y no tuvo tiempo de programar en vida: El huevo de la serpiente (1977), del director sueco Ingmar Bergman, con Liv Ullmann y David Carradine de protagonistas principales. El huevo de la serpiente es una metáfora sobre el proceso que condujo a la destrucción de la democracia alemana y su paulatina sustitución por un régimen totalitario a partir de 1920. El título hace alusión a que cuando está en la etapa de gestación, la serpiente puede ser vista a través de la cáscara transparente del huevo. Y lo que se ve es un bichito insignificante y hasta simpático, que puede incluso inspirar compasión. Por eso, nadie se atreve a destruirlo impidiendo su nacimiento. Pero cuando sale del huevo y comienza a actuar, el proceso no para hasta que la destrucción es total. Y cuando por fin alguien quiere hacer algo al respecto, es demasiado tarde. La historia nos demuestra que cuando las democracias comienzan a debilitarse, cuando las instituciones que la sostienen se desmoronan ante la mirada indiferente de la sociedad que se siente ajena al proceso y se pierde la capacidad de distinguir entre lo grave y lo superficial, lo verdadero de lo falso, hay un solo resultado previsible: el triunfo de quienes aspiran al poder total, ya que quienes podían cambiar las cosas, actuaron de forma tan débil que dejaron socavar los cimientos de lo más sagrado para las personas que es su libertad. Según el propio Bergman, su película refleja la incipiente y destructora combinación de virus infecciosos que engendraron el nazismo: depresión económica y social, miedo generalizado, indiferencia ante la injusticia y fanático sueño de una sociedad y un hombre “perfectos”. La sesión, que fue un éxito de público, fue presentada por nuestro decano, Fernando García Andrés.

[Volver]
Volver a Inicio

©2013 Colegio de Economistas de Cantabria